Un cuarto de los empleados mexicanos se plantea cambiar de trabajo durante la pandemia.

Un cuarto de los empleados mexicanos se plantea cambiar de trabajo durante la pandemia.

Según Kaspersky, la flexibilidad de la nueva realidad laboral requiere que tanto empresas como empleados se responsabilicen de mantener la seguridad del entorno laboral

A pesar de la incertidumbre del mercado laboral, las personas siempre están en busca de un trabajo mejor, ya sea un empleo que les pague más, que les permita tener mayor calidad de vida o en el que sencillamente encuentren una mayor realización profesional. En el marco del Día Internacional del Trabajo, Kaspersky presenta los resultados del estudio “Asegurando el futuro del trabajo”, que analiza cómo han cambiado los hábitos de los trabajadores de todo el mundo durante la pandemia.

El estudio encontró que, aunque más de la mitad de los empleados mexicanos preferiría permanecer en su puesto actual (59%), un cuarto (26%) se plantea reconfigurar su jornada laboral para adaptarla mejor a su vida personal. Durante el confinamiento y con el trabajo desde casa, las personas han tenido más tiempo para reflexionar sobre el desarrollo futuro de su carrera laboral, así como sobre actualizar sus conocimientos y obtener nuevas habilidades.

Sea cual sea la dirección que elijan, la motivación para cambiar de trabajo de más de la mitad de los encuestados en México es conseguir un salario mayor al que perciben actualmente (53%). Obtener un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal es la segunda razón más frecuente (45%). La pandemia ha revelado la satisfacción que produce pasar más tiempo en casa con la familia, así como poder dedicarse a intereses y aficiones personales, por lo que es entendible que los empleados quieran mantener esta oportunidad abierta. 

Después del salario y la comodidad personal, dedicarse a un trabajo que les permita disfrutar más su profesión es la tercera razón más buscada (33%), por delante de reducir el estrés o la carga laboral (28%) o de desempeñar una función con mayor trascendencia y sentido (23%). 

“Los acontecimientos de 2020 han permitido a los empleados replantearse su trabajo actual, y repensar cómo y dónde dedicar su tiempo, creando una nueva realidad laboral. A su vez, este cambio hacia el trabajo flexible requiere que los empleados aprendan a responsabilizarse de mantener la confiabilidad y seguridad del entorno de trabajo. Aquellos que apliquen estos valores tendrán una ventaja competitiva ante los ojos de los empleadores”, aseguró Jaime Berditchevsky, director general para Kaspersky México, y agregó que “esta nueva tendencia, también obliga a los empleadores a adaptar sus medidas de ciberseguridad, pues el Home Office significa un mayor número de dispositivos conectados de manera remota a la red corporativa, lo que plantea un aumento en los riesgos de seguridad”.

Para ayudar a las organizaciones a mantener segura su fuerza laboral flexible, Kaspersky recomienda: 

  • Capacitar a los empleados para que estén más conscientes sobre la importancia de la ciberseguridad. Kaspersky y Area9 Lyceum ofrecen un curso gratuito de aprendizaje adaptativo sobre los conceptos básicos de operaciones remotas seguras para empleados. 
  • Adoptar medidas esenciales de protección para salvaguardar los datos y dispositivos corporativos, incluso cambiando las contraseñas, cifrando los dispositivos de trabajo y realizando copias de seguridad de los datos.
  • Proteger a los empleados cuando trabajen desde sus escritorios o cuando se desplacen, independientemente del dispositivo que utilicen. Soluciones como Kaspersky Endpoint Security Cloud facilitan esta tarea.
Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com