Se parte de la tendencia mundial, ya es posible comprar Bitcoin con tarjeta de crédito.

Las criptomonedas atraviesan su mejor momento de adopción a nivel mundial. Cada vez más personas se vuelcan a la compra de bitcoins para resguardar su dinero y obtener ganancias en el corto, mediano o largo plazo. También los estados han puesto el foco en el tema con regulaciones en los casos más moderados o adoptando Bitcoin (BTC) como moneda oficial como El Salvador o prohibiendolo, en los casos más radicales.  A comienzos de 2021 Bitcoin (BTC) valía $32,000.00 dólares, para finales de ese mismo año su valor alcanza los $67,000.00 dólares. Esta revolución del dinero parece no tener límites. 

Según el registro de 2022, existen alrededor de 10.000 criptomonedas diferentes, que en general suman más de $1.01 T de dólares. Año tras año, cada vez más personas comienzan a aventurarse en el universo cripto. Su transparencia, su practicidad y la posibilidad de que aumenten de valor, son solo algunos de los motivos que las vuelven tan atractivas y aparezcan en las noticias con frecuencia.

Algunos usuarios prefieren utilizar una wallet o las transferencias desde otro exchange para comprar criptomonedas. Aunque estos métodos presentan las comisiones más bajas, pueden ser lentos para aquellos que prefieren la comodidad y velocidad. En este caso, las tarjetas de crédito / débito son la mejor opción.

¿Por qué debería comprar criptomonedas con una tarjeta de crédito?

1. Las tarjetas de crédito te permiten invertir sin tener dinero en efectivo. 

Cualquier usuario de criptomonedas sabe que el mercado se mueve muy rápido. Unos pocos días pueden suponer la diferencia entre comprar una moneda en su punto más bajo o, peor aún, en su punto más alto. En el mercado latinoamericano es muy común la falta de liquidez momentánea, sobre todo, en aquellos donde la inflación ha superado por mucho los máximos históricos y puede ser que cobres tu sueldo la próxima semana. Con una tarjeta de crédito, no tendrás que preocuparte de si tienes suficiente dinero en efectivo. Solo tendrás que pagar las cuentas a final de mes para evitar acumular intereses del proveedor de tu tarjeta de crédito.

2. Rápida e instantánea

La velocidad de las tarjetas de crédito facilita a los compradores o inversores primerizos la compra de criptomonedas con monedas fiat. Las transacciones con tarjeta de crédito se realizan en cuestión de segundos. 

En cambio, las transferencias bancarias suelen tardar entre tres y ocho días. Como consecuencia, las criptomonedas no podrán moverse fuera del exchange hasta que la transacción se haya completado. Para los inversores que pretenden comprar rápidamente la caída en un mercado bajista, una tarjeta de crédito es la opción ideal debido a la velocidad inmediata que ofrece. 

3. Ideal para principiantes

Las tarjetas de crédito son el método de pago ideal para los principiantes que no quieren lidiar con los confusos métodos de los exchanges de criptomonedas más avanzados. 

Especialmente para los recién llegados al mundo de las criptomonedas, pagar con tarjeta de crédito es algo familiar. Simplemente tendrás que añadir el número de tu tarjeta, su fecha de vencimiento y CVV. Además, las plataformas y exchanges de criptomonedas que admiten el pago con tarjeta de crédito suelen ser muy intuitivas y fáciles de usar. 

4. Gana recompensas haciendo Staking / Earning.

«Todas las comisiones de transacción acumuladas contrarrestarán las recompensas ganadas con las compras de criptomonedas con tarjeta de crédito»: sin duda, se trata de una idea errónea muy común y depende de cómo se utilicen las criptomonedas. En la actualidad, muchos productos financieros de criptomonedas como el Earning ofrecen rendimientos atractivos. Para algunos, estos productos constituyen un importante medio de ingresos pasivos. Por ejemplo, puedes comprar fácilmente criptomonedas con tu tarjeta de crédito y luego hacer Earning en TruBit Gana+ y ganar hasta un 20 % de APY.

El mayor problema que rodea a los sistemas financieros son las preocupaciones por la seguridad. Las criptomonedas se ejecutan en tecnología blockchain que está muy intacta y libre de amenazas de seguridad importantes como la piratería.

También está libre de actividades fraudulentas, ya que el sistema procesa automáticamente las transacciones con interacciones humanas mínimas. Por lo tanto, si las criptomonedas innovan más formas de lidiar con los problemas de seguridad, pueden seguir siendo mejores que los bancos.

El crecimiento de los mercados de pagos digitales y de criptomonedas, han acercado a la gente con las instituciones financieras de pagos (por ejemplo, las marcas de aceptación de tarjetas) consiguen más transacciones, mientras el mercado de monedas digitales garantiza un uso mayor y más eficiente, sin duda ésta es una de las principales causas que impulsan.

Con el relanzamiento de su actualizada aplicación, el exchange TruBit Pro, junto con su TruBit Wallet satisfacen uno de los pedidos más frecuentes de sus usuarios, el tener una “rampa de entrada” al mundo cripto mediante el uso de su tarjeta de crédito / débito, ésto gracias a su alianza estratégica con algunos proveedores de servicios de pago (PSP) para el ecosistema de activos digitales. La alianza solo tiene una misión: construir el puente entre los sistemas financieros tradicionales,  las regulaciones y los activos digitales.

Las tarjetas de crédito son solo una de las muchas formas de comprar criptomonedas. Aunque incurren en mayores comisiones de transacción, son sencillas, inmediatas y no requieren tener dinero en efectivo. Antes de elegir un método de pago adecuado, es fundamental que te informes de las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos. 

Aunque algunas instituciones financieras tradicionales ya están volteando a ver a las criptomonedas como un activo digital de valor para sus operaciones, aún quedan asuntos pendientes que los consumidores y el mercado tendrán que abordar para masificar su uso y aceptación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *