¿Por qué el marketing sigue siendo una inversión y no un gasto en tiempo de cuarentena?

 ¿Por qué el marketing sigue siendo una inversión y no un gasto en tiempo de cuarentena?

La llegada del COVID-19 a nuestras vida trajo consigo grandes cambios y estragos, tanto en lo individual como colectivamente. Y es que el virus no sólo afecta a nuestra salud, también ha tenido un fuerte impacto en el mundo empresarial.

Lo que ha causando que las organizaciones busquen nuevas formas de mantenerse en pie, disminuyendo gastos y recortando presupuestos en distintas áreas, entre ellas mercadotecnia y publicidad.

De hecho, el 65% de los directores de marketing asegura que está preparando recortes presupuestarios, debido a la interrupción que el negocio vive a causa de la pandemia, según datos de una encuesta realizada por la firma de investigación y asesoramiento empresarial, Gartner. No obstante, este departamento es una de las piezas más importantes para incrementar la facturación de las empresas y hacer que todo avance con el rumbo adecuado.

“El marketing es la forma en que una empresa se puede conectar con su audiencia y es el medio que deben utilizar para poder alcanzar sus objetivos”, comenta Mario Fernández, director general y co-fundador de Aliat Agency, empresa especializada en inbound y growth marketing. “Walt Disney, por ejemplo, duplicó su inversión en esta área durante su primer crisis porque necesitaba que la gente los conociera y se enterara de su propuesta de valor, esto hizo que sus ventas se triplicaran. Es ahí en donde podemos ver el valor y la importancia que tiene la mercadotecnia para las empresas”, asegura.

Si bien no es necesario duplicar la inversión, sí es necesario mantenerla. Pues recortar el presupuesto destinado a los esfuerzos de marketing equivale a recortar la capacidad productiva, de acuerdo con el experto. Esto se debe a que, si en tiempos de crisis o incertidumbre necesitamos mantener un flujo de caja constante para mantener a salvo las operaciones, es necesario que se mantengan las comunicaciones y estrategias disruptivas con los consumidores.

¿Cuánto y cómo se debería invertir?

De acuerdo con el portal G4 Marketing Online, es recomendable que las empresas con un modelo de negocios business to business (B2B) inviertan entre el 7 y 8% de sus ingresos, mientras que las business to consumers (B2C) cerca del 9%. Sin embargo, esto no será suficiente para medir el éxito de la estrategia, pues también es importante saber qué es lo que se debe esperar y si está funcionando.

Y aunque cualquier empresa que tiene bien definido su funnel de conversión y conoce a su público tiene buenos resultados, una de las mejores formas de conseguir y mejorar éstos es con el inbound marketing; una estrategia que se basa en atraer clientes con contenido útil, relevante y agregando valor en cada una de las etapas del recorrido del comprador. Asimismo, una de las bases principales que se tiene que medir en cualquier estrategia es el Retorno de Inversión (ROI); es decir, cuánto es lo que se está retribuyendo a nosotros, para que así tengamos un equipo sano y una estructura que funcione.

Además, es importante recordar que lo que antes conocíamos como “normalidad”, no volverá a ser así. Por lo que es necesario que las organizaciones sean flexibles, adaptables y versátiles para administrarse, entendiendo que el esquema de comercialización remota, tanto a nivel comercial como a nivel interno no es el futuro, sino el presente. Y deben tener la apertura para hacerlo, en cuanto a actividades, entregas y servicios a los usuarios.

¿Cómo afectará la pandemia al sector?

Las medidas para contener la crisis sanitaria obligó a la mayoría de la población a permanecer en su casa, lo que ha provocado que muchos clientes que sólo compraban en tiendas físicas, lo hicieran por primera vez una en línea, causando un aumento considerable en el e-commerce.

No en vano Amazon tuvo que salir a contratar 100 mil nuevos empleados en Estados Unidos para poder cumplir con los pedidos desde que empezó la pandemia. Mientras tanto, en México, se espera que este cambio de hábito haga crecer el sector de comercio electrónico 60% al cierre de 2020, según datos de la firma IDC.

Es por ello que las empresas deben aprovechar esta nueva oportunidad para mantener o redoblar sus esfuerzos en marketing y adaptarse a los cambios de la sociedad, ya que los “nuevos” prospectos ahora tienen habilidades y necesidades totalmente diferentes y, muy probablemente, ya no necesitan la misma solución que antes del coronavirus.

Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *