Open Banking, ¿una catapulta de innovación?

De acuerdo a la encuesta Open Banking in Europe: Only slightly ajar de PWC, realizada en 2020, el 45% de la población europea está dispuesta a compartir información para obtener beneficios tangibles de la banca abierta, lo que representó un incremento de 2% en relación con 2018.

A pesar de que en México aún no están definidas las reglas en materia de datos transaccionales, este modelo ha despertado el interés de las entidades financieras, pero también de otras empresas que podrían beneficiarse.

El estudio Open Banking en México. Diagnóstico y tendencias de Finerio Connect refiere que el 90% de las empresas del país ven a este modelo como una oportunidad que les permitirá acceder a información que antes no estaba a su alcance.

“Con ello, las posibilidades de innovación y de desarrollo de nuevos productos y servicios se multiplican, pues las empresas tendrán un punto de partida claro y tangible que les permita empatar su oferta con la demanda del mercado”, señala Nick Grassi, Co-CEO de Finerio Connect, startup mexicana de finanzas integradas.

Al respecto, datos de Finerio afirman que el 83% de las empresas del país confían en que el Open Banking les permitirá mejorar sus servicios, 68% que les ofrecerá nuevas oportunidades de crecimiento y 65% que generará una competencia positiva entre las empresas.

En el Reino Unido, por ejemplo, la adopción de servicios de Open Banking ha sido todavía más acelerada. Según estimaciones de The Open Banking Impact Report 2021, el crecimiento del segmento se da a tasas anuales superiores a 7.5%, en donde los usuarios reportan que les ha ayudado a tomar mejores decisiones financieras, manteniendo presupuestos funcionales, reduciendo gastos innecesarios y minimizando tarifas por uso de productos y servicios.

“A pesar de que la penetración del Open Banking en México es menor a la de otros países, sus impactos han ido permeando poco a poco y sus aplicaciones en el mundo son una ventana hacia el futuro de lo que podría pasar en el país”, refiere Grassi.

Infraestructura urgente

México es un país que históricamente ha batallado con problemas de inclusión financiera entre su población. En buena medida, el sector fintech ha contribuido a mejorar en este aspecto, con una oferta más flexible y dinámica que la de la banca tradicional. Sin embargo, buena parte de las instituciones financieras deben sortear obstáculos de infraestructura tecnológica complejos.

La banca abierta tiene la capacidad de ser un motor de cambio en este rubro. Mediante la concatenación de interfaces de programación de aplicaciones (APIs por sus siglas en inglés) en beneficio de jugadores clave y de usuarios.

A mayor confianza, mejores decisiones financieras

No obstante, el punto medular del Open Banking es la distribución transparente y equitativa de información, ya que propone el intercambio de datos entre instituciones con la finalidad de robustecer la oferta del sector.

“Los usuarios tienen la posibilidad de contrastar la información ofrecida públicamente por los bancos y, así, decidirse por los productos y servicios que más les convienen, que realmente les son de utilidad y que les ayudarán a cumplir sus metas financiera y tener una mejor calidad de vida”, apunta el Co-CEO de Finerio Connect.

Otro de los retos en materia de innovación ha sido el desarrollo de nuevas propuestas disruptivas. En años recientes, las fintechs, neobancos o telcobanks han entrado a la escena del mercado nacional y mundial para dar un empuje e inspirar a empresas tradicional a encontrar soluciones creativas y apostar más por la tecnología.

De acuerdo con Grassi, la poca movilidad financiera en el país, también obedece a la falta de innovación y de entendimiento del mercado. Desafíos que el Open Banking podría ayudar a sortear.

“El uso de datos compartidos permite un entendimiento más profundo del mercado, incluso para los mismos usuarios, quienes se convierten en dueños de sus información al comprender sus alcances y beneficios. Se trata de apostar por una generación de usuarios empoderados que entienden sus necesidades y exigen productos y servicios que cumplan con sus expectativas y necesidades”, finaliza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *