ODILO, la tecnología que permite a las escuelas crear su propio “Netflix educativo”, ya trabaja con las Secretarías de Educación

ODILO, la tecnología que permite a las escuelas crear su propio “Netflix educativo”, ya trabaja con las Secretarías de Educación

En México y el resto de los países, millones de estudiantes se han visto afectados por la suspensión de las clases escolares para combatir el avance del coronavirus.

La formación online y los contenidos digitales se han tornado en un aliado imprescindible de los colegios, estudiantes y familias para poder continuar su formación de forma virtual.

 

Docentes, familias y estudiantes de todo el mundo se están encontrando ante la gran dificultad de seleccionar contenidos digitales de calidad y adecuados para gestionar el aprendizaje de cada perfil y materia; el problema no es la falta de opciones, ya que con una simple búsqueda en Google encontramos decenas de bases de datos de contenidos gratuitos y cientos de proveedores de contenidos educativos que ofrecen contenidos encapsulados dentro de sus propios ecosistemas educativos independientes. El verdadero reto es poder navegar dentro de esta gran complejidad para seleccionar de forma inteligente el mejor contenido de entre miles de opciones y trabajar con él de forma sencilla junto a los alumnos, sin barreras tecnológicas.

 

Existe la necesidad de poder contar con una solución dentro del centro escolar que integre, de forma inteligente, los contenidos propiedad de los grandes y pequeños editores educativos, los recursos abiertos y los materiales creados por los propios docentes y que se ofrezca de forma gratuita y sencilla al estudiante a través de su centro. Además, es necesario que la solución permita a los profesores contar con herramientas de seguimiento y analítica integradas, junto con una opción de seguimiento para familias. Esta necesidad ha llevado a miles de centros a crear sus “Netflix educativos”; la solución tecnológica donde la compañía ODILO es pionera y líder en el mundo, trabajando con organizaciones públicas y privadas que ya ofrecen sus soluciones a 146 millones de usuarios de 43 países.

 

Los centros tienen acceso de forma sencilla, desde una única plataforma y aplicaciones móviles creadas en exclusiva para cada organización, a los contenidos de más de 5.300 proveedores de todo el mundo en formatos como libros electrónicos, revistas, cursos, audiolibros, contenido científico, videos o prensa, en más de 40 idiomas.

 

Gestionar el proceso de lectoescritura desde casa

La gran cantidad de tiempo que pasan ahora los estudiantes en casa supone, dentro de la complejidad de la situación, una oportunidad para trabajar el hábito lector y mejorar la comprensión lectora y la escritura, áreas imprescindibles para el buen desempeño escolar.

 

El proceso de transformación digital acelerado que están sufriendo los centros escolares está suponiendo que un mayor número de docentes, estudiantes y familias conozcan las múltiples opciones de las que disponen en las plataformas de Planes Lectores Digitales.

 

Poder enriquecer los contenidos con preguntas que ayuden a la comprensión lectora, permitir que los estudiantes lean de forma colaborativa el mismo título al mismo tiempo y creen sus propias historias dentro de los contenidos, conocer en tiempo real el desempeño lector de cada estudiante para poder ayudar a su desarrollo o poder ayudar a los estudiantes a encontrar los libros que les apasionen y se adapten a su nivel de comprensión lectora gracias a algoritmos de inteligencia artificial, son algunas de las múltiples ventajas de los Planes Lectores Digitales de ODILO.

 

En este contexto, son miles de profesores de todo el mundo los que están creando estos días sus propios Planes Lectores Digitales personalizados para cada centro con tecnología de ODILO, o bien adaptando los diferentes planes lectores curriculares previamente diseñados por expertos que ya se encuentran listos para ser utilizados en las plataformas de ODILO.

 

Esta nueva forma de entender el modelo lector está llevando a un importante incremento en las horas de lectura de los estudiantes, ya que esta solución tecnológica ofrece a una experiencia digital al nivel de las grandes plataformas de música o cine, permite a los estudiantes interactuar con las historias (convirtiéndose en creadores de contenido) y complementar las lecturas curriculares con cualquier contenido digital como comics, audiolibros,  revistas, o miles de libros adicionales para fomentar el hábito lector.

 

El Ministerio de Educación de Chile, por ejemplo, evaluó en un incremento del 200% el aumento del número de horas de lectura de los centros donde se implantó el Plan Lector Digital diseñado junto a ODILO durante el pasado curso 2019; esto ha llevado a que actualmente se estén realizando formaciones para todos los docentes del país en la plataforma del Plan de Lectura y Escritura Digital de Chile, tal y como anunció recientemente el Ministro de Educación chileno, Raúl Figueroa.

 

ODILO abre su tecnología a todos los centros afectados por el cierre escolar 

Consciente las dificultades de los centros educativos durante el cierre escolar, la compañía ODILO ha decidido abrir su tecnología de forma gratuita a todos los centros educativos de titularidad pública, concertada y privada, y ha habilitado el portal  https://www.odilo.es/ayuda-covid-19/, a través del cual los centros escolares pueden darse de alta de forma gratuita y tener acceso en cuestión de horas a una plataforma digital y plan lector para su centro, así como recibir formación para el uso de las plataformas.

 

Actualmente, ODILO ha realizado alianzas con 5 Secretarías de Educación en los estados mexicanos de Aguascalientes, Coahuila de Zaragoza, Chihuahua, Durango y Jalisco y ya son más de 9 millones de alumnos, docentes y familias los que están aprovechando las funcionalidades de la plataforma de ODILO.

 

A nivel mundial, la compañía ODILO es la utilizada en plataformas digitales de gobiernos como Chile, Uruguay, Colombia, España, Holanda, Vancouver, Nueva Gales del Sur o Filipinas, redes de colegios privados, universidades, startups, escuelas de negocios, ayuntamientos y grandes empresas como IKEA, Vodafone o Nestlé.

 

Dentro de su programa específico de ayuda ante la crisis del COVID-19, la compañía ha habilitado plataformas para miles de centros públicos, destacando acuerdos con Ministerios de Educación de 8 países, gobiernos regionales y centros privados en Latinoamérica, Europa, Asia, Oceanía y África, del que ya se han beneficiado más de 10 millones de estudiantes y profesores, aún estando en las primeras fases del programa.

 

“Plataformas como Spotify o Netflix supusieron un cambio en nuestro modo de consumir música y video, ofreciendo una forma atractiva y sencilla de tener acceso instantáneo al contenido de miles de creadores y una manera innovadora de descubrir nuevos contenidos gracias al uso de inteligencia artificial. Uno de los efectos de esta crisis va a ser el gran crecimiento de la educación digital, donde aún no existe una compañía que disponga de un servicio con una funcionalidad e impacto similar”, declara Rodrigo Rodríguez, CEO de ODILO. “La apuesta de ODILO no es por tanto convertirse en el “Netflix de la educación” como se han referido a nosotros regularmente, porque somos conscientes de que todas las organizaciones tienen retos diferentes y es imposible crear una propuesta que encaje para todos; en ODILO buscamos democratizar el acceso a la tecnología y a los mejores contenidos, permitiendo a cada organización poder crearse su “Netflix educativo” con su marca , políticas, objetivos educativos y contenidos”, concluye Rodrigo.

 

 

Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *