Nube en mi empresa: do’s y dont’s

0
65

El cómputo en la nube se ha vuelto el brazo derecho de muchas empresas que buscan reducir sus costos en infraestructura y optimizar o automatizar sus procesos. Según el reporte, “Make it work: the future of collaboration and productivity”, realizado por Google, la inversión global en tecnología en la nube alcanzará el billón de dólares para 2023.

“Anteriormente, sólo las grandes empresas podían permitirse usar software y servicios de tecnologías de la información, ya que debido a su novedad en el mercado sus costos eran demasiado altos. Sin embargo, conforme han pasado los años, los servicios en la nube se han convertido en la mano derecha de las firmas. ya que les permite concentrarse en la gestión de su negocio, reduciendo el esfuerzo y los recursos necesarios para administrar los sistemas TIC”, comenta Gustavo Parés, director general de NDS Cognitive Labs, firma especializada en Inteligencia Artificial (IA) y cómputo cognitivo. 

Entonces, ¿qué es lo que tienes que considerar antes de optar por migrar tus servicios a la nube? De acuerdo con nuestros amigos de  NDS Cognitive Labs: 

  • Determinar  un propósito 

Como propietario de una empresa, es importante que sepas por qué y para qué quieres utilizar un servicio en la nube y de qué forma te va a beneficiar. Igualmente las herramientas que necesitarás pueden variar  de acuerdo al giro de tu negocio.

 

  • Determinar el modelo de cómputo en la nube que necesitas 

 

Determinar qué modelo puedes implementar será mucho más fácil si ya estableciste tus objetivos organizacionales. Comprender las diferencias puede ayudarte a decidir qué versión se alinea mejor con tus necesidades. 

Como cualquier producto, el cómputo en la nube tiene distintas aplicaciones y costos, por ejemplo, Infraestructura como servicio (Infrastructure as a Service)  ofrece control de gestión en la nube y un alto nivel de flexibilidad aunque requiere más recursos. Plataforma como servicio (Platform as a Service) requiere menos recursos de Tecnologías de la Información y ofrece mayor velocidad, pero también tiene restricciones sobre la funcionalidad técnica. Por último, Software como Servicio (Software as a Service) tiene entre sus ventajas que cualquier dispositivo puede utilizarlo simplemente teniendo una conexión a internet; sin embargo, te brinda un control menor de tus aplicaciones.

 

  • Revisar la seguridad del proveedor 

 

Por supuesto, la seguridad es siempre un aspecto a tener en cuenta cuando se habla de cómputo en la nube. Los proveedores de estos servicios prometen ser más seguros que los centros de datos físicos. 

Toda infraestructura en la nube debe tener los datos que se transfieren a través de la red, incluyendo no sólo el cifrado de datos de transmisión, sino también el de datos almacenados. 

La norma internacional ISO 27001, para Sistemas de Gestión de Información, consiste en proteger la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información en una empresa. El cumplimiento de esta regulación internacional puede ser indicador de buenas medidas de seguridad. Como cliente, debes conocer la ubicación física de tus datos y las características de seguridad disponibles.

 

  • Conocer los costos de la migración

 

Calcula los costos de la operación, lo mejor es hacerlo proyecto por proyecto y luego incluir otros costos que pueden ser comunes a nivel general. Algo que te va  a beneficiar es que con la migración a la nube te evitará gastos como la capacitación de tu personal. Sin embargo, también es necesario que conozcas el precio por migrar todas tus aplicaciones a la nube y considerar si las debes migrar todas, o sólo algunas.

Leave a reply