No Soy Quien Crees y Adopta un Chico.¿Apps de citas después de los 30? Llegó la hora de animarse

No Soy Quien Crees y Adopta un Chico.¿Apps de citas después de los 30? Llegó la hora de animarse

No Soy Quien Crees, la nueva entrega de Cinemex Presenta, ya llegó a los cines el 28 de febrero, y cuenta la historia de Claire, una profesora divorciada de cincuenta años que usa un perfil falso en Facebook para acercarse a uno chico muchos años menor que ella.

Frecuentemente la tecnología está asociada a los jóvenes, más el uso de aplicaciones enfocadas al ligue. Esto es un estigma que debe desaparecer ya que las apps son una gran herramienta para conocer gente en el país o del extranjero, y no importa la edad que se tenga, es factible que teniendo un perfil desarrollado se pueda conocer a cualquier persona.

 

“Si bien es cierto que lo que busques en una pareja va a variar dependiendo de la etapa de la vida en la que te encuentres, la emoción de conectar con alguien es la misma. Las apps de citas son un reto para atrevernos a conocer gente nueva y crear nuevos vínculos”, explica Rocío Cardosa, Project Manager de la plataforma de citas AdoptaUnChico.

 

De acuerdo con la experta, estos son los beneficios que pueden encontrar las personas mayores de 30 años al utilizar esta app:

  • Ya se sabe lo que se quiere

Lo que a los 20 provocaba noches sin dormir, a los 30 ya no preocupa. Al llegar a esta etapa de la vida, es común tener más claro lo que se quiere y lo que se busca en una pareja. Los perfiles en este tipo de plataformas permiten dejarlo en claro desde el inicio.

 

En AdoptaUnChico la mayoría de las mujeres que se encuentran en este rango de edad coinciden en buscar hombres educados, compañeros y que no le tengan miedo al compromiso. Tanto así que frases en los perfiles de las usuarias como “me gustan las cosas que fluyen” y “touch and go abstenerse” demuestran que a partir de cierta edad se deja de tener pelos en la lengua a la hora de decir lo que se está buscando.

 

  • Genera confianza en las personas

Puede parecer una decisión sencilla, pero abrir canales para dejar que otros entren a la vida de una persona requiere valentía y determinación. La realidad es que estas aplicaciones permiten aumentar la confianza en las personas, ya que se dan cuenta que queda mucho por descubrir. 

Permite redescubrir formas de relacionarse 

A muchas personas las educaron con ideas tradicionales sobre el amor romántico. Cuando se entra al mundo de las plataformas para conocer gente se descubren nuevas formas de establecer vínculos. Ya sea que se busque una pareja, amigos o alguien para tener encuentros esporádicos, las personas se dan cuenta que, así como ellas, existen otras personas que también están buscando salir de su zona de confort. Hay que arriesgarse y romper con los prejuicios. 

 

  • Se aprenderá que nunca es tarde

Eliminar la idea de que después de cierta edad las personas “son quedadas” es importante para tener una actitud fresca. Nunca es tarde para nada. Las cosas más especiales llegan cuando menos se espera. A veces se dejan de hacer locuras por miedo, por inseguridad o porque se piensa que no son van con la personalidad, pero hay que recordar que lo único que brinda el paso del tiempo es experiencia. 

 

  • Se toma la vida como un juego

A veces con el transcurso de los años y las obligaciones se toma todo demasiado en serio. A las dating apps hay que llegar con una actitud deportiva. Quizás las cosas no siempre salgan como se quiere. Por ejemplo, puede pasar que con la persona que por chat era la más divertida del mundo, en persona no haya química. Pero esto no debe de importar, de hecho, es un gran momento para recordar que la vida es un juego. La clave está en dejarse llevar, en no generar expectativas y ser receptivos. No se trata de perder o ganar porque eso genera frustración, sino en querer pasear por otros caminos.

 

Te dejamos el tráiler por aquí 

 

“Lo importante es no dejar de hacer algo que queremos por sentirnos inseguros. Todos los días tenemos la oportunidad de romper con prejuicios, barreras, limitaciones, miedos y mitos. Atrevernos a lo diferente tiene muchos beneficios, pero sobre todo nos acerca a nosotros mismos”, concluye Cardosa. 

No Soy Quien Crees muestra un caso muy particular, el de una mujer madura que comienza a usar las redes sociales para conocer personas, pero el momento en el que lo virtual se empieza a confundir con la realidad desata situaciones inesperadas para ambos. Protagonizada por la actriz francesa, Juliette Binoche, No Soy Quien Crees ya se encuentra en cines desde el 28 de febrero.

 

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *