Moda Circular: la sustentabilidad en el sector textil

Los compradores en la actualidad se preocupan cada vez más por la manufactura ética de su vestimenta. Más allá del cumplimiento de los códigos de conducta, aprecian los esfuerzos para preservar recursos, eliminar desperdicios e incentivar la sustentabilidad en el sector de la moda. En cuanto al tema de sustentabilidad, la industria textil es frecuentemente un foco de críticas, y con buenas razones.

Los expertos estiman que 92 millones de toneladas de ropa se tiran cada año, mucha de la cual no está hecha con material biodegradable. Una camiseta puede usar 700 galones de agua en su ciclo de vida, y frecuentemente no puede donarse después de su uso. Debido al rol de la moda en la economía global, las empresas de retail de manufactura buscan formas innovadoras para disminuir los desperdicios, así como mantener sus operaciones críticas de manufactura. La solución puede ser lo que se conoce como moda circular.

Diseño de materiales para uso y reuso

En lugar de crear prendas que solo sean reciclables, la moda circular emplea textiles y materiales diseñados, originados, producidos y transformados específicamente para que sean reusadas y recirculadas por el mayor tiempo posible. La implementación de la moda circular  trae beneficios económicos más allá de la sustentabilidad estándar, ya que disminuye la dependencia en materia prima importada, y reestructura la economía de la moda. La moda circular abre nuevos mercados dentro de la industria y crea nuevos sistemas de innovación.

La transición de la moda rápida o de los métodos tradicionales hacia la moda circular requiere una transformación operacional, pero tiene el potencial de lograr nuevos caminos de crecimiento económico.

La Fundación Ellen MacArthur estima que la moda circular cuenta con el potencial de contar con una oportunidad económica de USD 560 mil millones. Sin embargo, esta oportunidad solo la pueden lograr las empresas de manufactura y de retail que desean evolucionar hacia nuevos modelos de negocios que aumentan considerablemente el uso y vida útil de las prendas.

La “rueda” de la moda circular, representa la naturaleza cíclica del modelo en cada de una de sus etapas:

  • Diseño Circular; usando materiales durables y reciclables
  • Producción, con el uso frecuente de algodón certificado
  • Alquiler o compra del item por clientes
  • Uso y devolución del cliente
  • Reciclaje tipo “upcycling” por el cliente o empresas de retail
  • Reciclaje

Trabajar con el cliente para sostener la nueva cadena de valor

El sistema involucra cada segmento de la cadena de valor, empieza y termina con el cliente. Aunque la moda circular se desarrolló en respuesta a las demandas e intereses de los clientes, ellos deben sostener su inversión en sustentabilidad de la moda desde el inicio hasta la ejecución. Las empresas de manufactura y de retail se comprometen al desarrollo de materiales resistentes y reusables, pero es responsabilidad de los clientes extender la vida de los productos terminados.

En los EEUU, la ropa en general se desecha mucho antes del final de la vida útil de la prenda, creando un desperdicio de U$D460 mil millones. Este exceso de desperdicio contribuye a una huella masiva que podría disminuir fácilmente. En lugar de desechar prendas, la moda circular propone un cambio en los modelos de negocios, uno que incentiva el alquiler de prendas, cambios, reventa y creación de colecciones circulares. Esta tendencia es disruptiva de la cadena de valor, empujando a las empresas de la moda y a los clientes a trabajar en conjunto en distintas formas de usar la vestimenta en su máximo potencial.

Las empresas de la moda crean nuevos negocios regeneradores que aumentan el uso de la vestimenta sin dañar la rentabilidad. Al utilizar menos recursos, como el agua, las empresas de manufactura experimentan beneficios en los costos. Estos ahorros, junto con un mayor valor por prenda, ayuda a solventar los gastos de la transformación sustentable. La mayor calidad de los materiales y una mayor vida útil ayuda a justificar los mayores costos para el consumidor. Para comunicar este valor a los clientes, las empresas necesitan colaborar con todas las facetas de la empresa, incluyendo producción, marketing y post ventas.

Crear valor en durabilidad

Redefinir la percepción de los consumidores sobre la vestimenta como un producto duradero y valioso no es una tarea fácil, pero muchas empresas de manufactura ya han logrado una ventaja competitiva abriendo nuevas líneas con los consumidores. Tefron, la reconocida marca de ropa ha hecho grandes avances con un lugar de venta de moda circular mejorando las técnicas de producción y la ingeniería de los materiales para garantizar un máximo de reciclabilidad. Al reforzar la estructura de las prendas, empresas como Tefron preparan a los clientes para el éxito con el reuso y reciclado de los materiales.

Existen varias oportunidades para innovar y crear en el área de moda circular. Una empresa sueca paga a los clientes cinco dólares por cada bolsa de ropa que los clientes entregan para reciclar. Esto incentiva a los clientes a prolongar el ciclo de vida de la ropa y suministra a la empresa material para desarrollo futuro.

Otra empresa líder sueca en el sector de la moda Nudie Jeans, expandió sus servicios para incluir reparaciones. Esto incentiva a los clientes a llevar sus jeans para reparar en lugar de deshacerse de ellos y comprar nuevos. Este modelo innovador de compra-reparación-reuso está ha funcionado muy bien para la empresa. Nudie Jeans también abrió un lugar de venta online de jeans usados.

Crear nuevas oportunidades de mercado

Existe un potencial de un alto nivel de rentabilidad para las empresas de moda que desean adoptar nuevos procesos de manufactura y de retail. Las metodologías de la moda circular contribuyen a una economía circular, un modelo que los investigadores sugieren que no sólo es beneficioso para el planeta, sino para la longevidad del negocio de la moda. La moda circular cuenta con la depreciación más baja  comparada con otras modalidades de vestimenta. Las fibras, textiles y materiales están diseñados para mantener su valor, y hasta aumentarlo, por medio del uso inicial y luego el reingreso a la economía.

La recirculación de la vestimenta disminuye el costo de la producción y abre varias oportunidades para las empresas de moda que participan de otras industrias para soportar una cadena de suministro saludable. Por ejemplo, el alquiler de ropa es un área de interés para empresas que buscan capitalizar en moda circular.

Los modelos de alquiler brindan flexibilidad en distintos formatos:

·         Corto Plazo—Se ocupa de la moda rápida y está orientada a las necesidades cambiantes de los clientes.

·         Largo Plazo —Alquileres extendidos orientados a ciertas demografías aumenta la demanda en alquileres estacionales y anuales.

  • Por Subscripción—Puede fácilmente incluir desde ropa infantil a vestimenta profesional y se utiliza para cumplir con las necesidades en diferentes intervalos.

Aparte de los alquileres de vestimenta, la moda circular hace que la reventa de ropa sea más atractiva para los clientes y empresas de retail. Conforme al reporte ThredUp del 2021, el mercado de reventa de ropa se espera que crezca 11 veces más rápido que el sector estándar de ropa para el 2025. Los clientes pueden poner sus ropas usadas nuevamente en circulación por medio de lugares de artículos usados o devolverlas como en el caso de Nudie Jeans que toma la ropa usada para reventa. Las empresas pueden adaptarse para desarrollar programas de intercambio con sus productos, incentivando a los clientes a reciclar los productos y generando lealtad a la marca.

La sustentabilidad de la moda es posible y sustentable

Además de las ventajas de adoptar un modelo de moda circular, esto también incluye varios retos. La moda circular está logrando mayor posicionamiento, pero los que la adopten deben garantizar que sus procesos puedan alinearse con un modelo sustentable. Esto significa que el seguimiento del inventario, el origen, la manufactura y las ventas deben estar monitoreadas adecuadamente preferentemente en tiempo real. Mantener la visibilidad de la afluencia de los productos nuevos y reusados y en la producción indefectiblemente complicaría la cadena de suministro y los canales al mercado.

Existe también una gran dependencia en el comportamiento de los clientes; aunque esto es algo con lo que la industria de la moda siempre ha luchado. Las empresas de la moda deben buscar formas innovadoras para involucrar a sus clientes e incentivarlos a seguir el ciclo, ya sea por medio de políticas de colaboración, intercambios o servicios de reparación. La moda circular es un desafío para las empresas que deben reformular la forma en que categorizan los materiales, ya que requiere la integración de materiales desde la materia prima hasta la fecha de expiración cuando ya han recorrido un largo trecho.

Reevaluación de los procesos internos

Para lograr una ventaja competitiva, las empresas del sector de la moda deben buscar más maneras de cumplir con las necesidades de los clientes conscientes del medioambiente y contar con tecnología eficiente en los procesos, afirma Infor. El comportamiento de los clientes cambia constantemente, pero los consumidores modernos están firmes en lograr mayor sustentabilidad en sus vestimentas y en saber cómo las empresas operan. La industria de la moda debe relevar los procesos actuales empresariales para identificar dónde se usan la mayoría de los recursos, dónde hay desperdicios y cuáles sustancias o materiales contribuyen a la mayor cantidad de contaminación.

También deben trabajar con los proveedores para optimizar el uso energético y eliminar desperdicios. Aun cuando esto puede no ser factible, deben considerar ofrecer a los clientes programas de intercambio para recibir ropa no deseada. Una vez que los materiales se reciben, es fácil reutilizar en todas las colecciones y extender la vida útil. El cambio debe ser realizado con responsabilidad, sustentabilidad e innovación y será un proceso en etapas. Ser consciente y tener visibilidad de la importancia de esta transformación. La tecnología es fundamental para que estos cambios sean factibles y exitosos, concluye Infor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.