Memorias RAM y SSD de última generación hacen realidad la magia de jugar en línea

Memorias RAM y SSD de última generación hacen realidad la magia de jugar en línea

 La nueva generación de consolas disponibles para este año pone en manos de los gamers videojuegos cada vez más desafiantes para jugar en línea. 

La capacidad de tomar decisiones rápidas en un escenario complejo es puesta a prueba cada milisegundo; esto significa que tanto la conexión a internet como todo el sistema de juego en línea está siendo desafiado, para que las situaciones fluyan en tiempo real sin desfases ni contratiempos

“No solo se necesita una buena conexión a internet para jugar en línea, sino que los servidores donde se alojan los juegos tienen que ofrecer un sistema robusto y veloz que responda a las exigencias de miles de usuarios que están conectados en tiempo real”, indica Cristina Carbajal, Gerente General de Kingston México

En los juegos en línea, todos los datos deben procesarse en la memoria de acceso aleatorio (RAM) de los servidores, donde se alojan grandes cantidades de datos, y donde cada decisión tomada por los gamers, como por ejemplo disparar una bala o esconderse en los juegos de shooter, o hacer un viraje repentino en juegos de carrera, por poner algunos ejemplos, debe ser calculada en millonésimas de segundo para que no existan desfases ni retrasos en la experiencia de juego. En otras palabras, capacidad y velocidad puestas al límite.

“Las memorias de última generación para servidores hacen que los sistemas respondan mucho más rápido a los requerimientos de los usuarios, especialmente a los que utilizan la nube, ya que aumentan la velocidad de las aplicaciones”, agrega Cristina Carbajal.

A medida que las memorias RAM evolucionan, los desarrolladores tienen más posibilidades de hacer volar su imaginación para crear situaciones de juego sin límites técnicos. Es algo que ya es posible con las memorias RAM para servidores que ofrece Kingston Technology, con capacidades de hasta 64GB y velocidades de 3200Mhz.

Junto con una buena memoria, los servidores de videojuegos pueden responder aún mejor a sus usuarios mediante Unidades de Estado Sólido (SSD) que hacen más rápido el arranque de los sistemas. “Las unidades SSD tienen capacidades de recuperación sumamente rápidas, y esto permite a los servicios en la nube trabajar al máximo nivel de eficacia en todos los tipos de datos que se procesan en el sistema”, señala Carbajal.

La evolución de las memorias RAM y los SSDs de última generación contribuyen a que se haga realidad la “magia” de jugar en línea, para que cada usuario pueda conducirse de manera más vívida y real en los más emocionantes mundos virtuales.

Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com