HyperX te sugiere cómo mejorar la experiencia visual en Microsoft Flight Simulator

HyperX te sugiere cómo mejorar la experiencia visual en Microsoft Flight Simulator

Por regla general, una experiencia de simulador te debe ofrecer una inmersión lo más cercana posible a la realidad y un punto fundamental para que esto suceda está vinculado a la tecnología que utiliza.

Por ello, es importante considerar que el ‘Microsoft Flight Simulator’, una nueva versión del simulador de vuelo de Microsoft para PC el cual le permite al jugador viajar a través de más de 37,000 aeropuertos y 2 millones de ciudades con diferentes aeronaves y condiciones climáticas, requiere de un nivel muy alto de realismo en sus gráficos, pues el juego ofrecerá el máximo rendimiento si se ejecuta en una computadora preparada.

Para asegurarse de que las condiciones sean ideales, HyperX te da algunos consejos:

Cargar el mapa mundial y renderizar en 3D no es una tarea fácil, incluso para las computadoras modernas. En general, durante el juego en modo para un jugador, el consumo de RAM puede fluctuar entre 9GB y 15GB, por lo que tener 32GB de RAM es ideal para mantener el mundo virtual alrededor del avión siempre cargado en detalle para una experiencia aún mejor, más inmersivo. HyperX ofrece memorias RAM de 32GB, en versiones individuales o kits de 2 a 4 módulos.

Es probable que con las configuraciones de RAM más pequeñas – como las de 16GB que es la capacidad recomendada por Microsoft – se llegue al límite tecnológico al ejecutar el simulador por lo que no te dará el resultado esperado y esto se debe a que, de manera predeterminada, el juego crea automáticamente un caché (un almacén de información al que el programa puede acceder en cualquier momento) de 8GB, lo que limita la posibilidad de procesar la memoria. Por lo tanto, para obtener el mejor resultado es fundamental que utilices memorias idénticas (doble canal) con las mismas capacidades de almacenamiento, ya sea para 8GB, 16GB o 32GB y así con ello la experiencia será aún mejor si la frecuencia de estos componentes es lo más alta posible entre los compatibles con el sistema operativo en uso.

Otro consejo es apostar por tener un buen SSD (Unidad de Estado Sólido). Como el juego hace un uso intensivo de la información descargada y procesada en tiempo real, un SSD te ayuda a acceder al caché de manera veloz por lo que reduce los tiempos de carga del juego. Esto se debe a que se demanda memoria RAM cuando el procesador inicia el trabajo de simulación, dejando la tarea de alimentar todo el sistema al SSD que requiere alrededor de 150GB disponibles para instalación y operación. La recomendación en este caso es utilizar un SSD Kingston (A2000, KC2000 o KC2500) combinado con 32GB de RAM.

Internet de banda ancha es esencial para Flight Simulator y no sólo para instalar el juego sino para descargar toda la información a la que accede en tiempo real como son las condiciones climáticas del lugar sobre el que se está sobrevolando. Este tipo de datos le da a la experiencia un realismo fenomenal.

Los juegos de simulación de vuelo exigen muchos recursos tecnológicos porque hacen uso de los recursos disponibles y presentan una gran calidad tanto visual como sonora en configuraciones intermedias. Hay muchas opciones para personalizar la calidad del juego y ésta se puede adaptar para que diferentes máquinas ejecuten el juego de manera satisfactoria.

Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com