Gamificación en el sector de la salud: nuevas tendencias y posibilidades a futuro

Los beneficios de la gamificación en el sector de la salud se han convertido en una importante tendencia tecnológica. Como todas las tecnologías que se implementan en el cuidado de la salud, su objetivo principal es mejorar el estado y los resultados de los pacientes. La gamificación incorpora las dinámicas del juego para lograrlo.

La implementación de estrategias de juego en los hospitales y centros de atención busca prevenir enfermedades y mejorar el estado de los pacientes. Al ser un método de aprendizaje, la gamificación puede ser muy motivadora, y se ha demostrado que es más eficiente que los métodos educativos convencionales.

El sector de la salud ha estado usando la gamificación durante años. Así que, ¿por qué está ganando más popularidad ahora? La crisis sanitaria causada por el COVID-19 puso al descubierto las falencias del sector sanitario. Debido a la limitada capacidad durante la pandemia, fue difícil atender a los pacientes con enfermedades crónicas o mentales en los hospitales abarrotados de personas. La gamificación presentó soluciones a estos problemas que, una vez implementadas, transformaron el sistema sanitario.

Los beneficios para los pacientes

Las técnicas de gamificación ponen fin a las visitas innecesarias al hospital, ya que permiten atender a pacientes con enfermedades crónicas o con un diagnóstico confirmado de manera remota. Además, gracias a las soluciones de realidad virtual, los pacientes pueden enfrentar problemas de salud crónicos o mentales de manera eficaz y prevenir enfermedades a futuro a través de la estimulación.

La gamificación también ayuda a los pacientes a hacer frente a sus enfermedades de nuevas maneras. Los juegos les permiten mejorar su autosuficiencia y su confianza en sí mismos, y los motivan a resistir la enfermedad. Aquellos pacientes con limitaciones motrices pueden usar soluciones de realidad virtual, llevar su rehabilitación de manera más dinámica y reducir sus niveles de estrés.

Una de las principales ventajas del uso de estos mecanismos es que mejoran el estilo de vida de los pacientes y los ayudan a adoptar hábitos más saludables mediante el ejercicio y una dieta balanceada. También favorecen la salud mental, ya que los juegos potencian el bienestar y les ofrecen a los pacientes la posibilidad de interactuar con otras personas. Además, se hace un seguimiento de las emociones y el nivel de estrés del paciente para atenderlos con más detalle si es necesario.

Los profesionales de la salud, por su parte, utilizan estas herramientas para diagnosticar determinadas enfermedades y asegurarse de que los pacientes cumplan con el tratamiento. Gracias a la realidad aumentada, los profesionales de la salud pueden analizar los síntomas de los pacientes de manera más detallada. Gracias a diseños 3D que tienen a su disposición pueden simular metodologías quirúrgicas antes de las operaciones. Además, a través de estos diseños, los profesionales pueden aprender cómo el cuerpo responde a ciertos estímulos o medicamentos. 

Los videojuegos motivan a los pacientes mediante desafíos, facilitan su rehabilitación sin la necesidad de que el profesional esté presente, y los notifican cuando es hora tomar su medicación. Todo esto mejora el cuidado de los pacientes con enfermedades crónicas.

Otra variedad de juegos permite estimular ciertas regiones del cerebro para ralentizar el deterioro cognitivo. Este tipo de juego es fundamental para aquellas personas con enfermedades neurodegenerativas o adultos mayores que desean estimular sus cerebros para enfrentar la demencia senil.

Los beneficios para los profesionales de la salud

Los beneficios de la gamificación van más allá de los pacientes. La gamificación ayuda a mejorar los sistemas educativos y de capacitación del personal sanitario de manera exponencial a través de evaluaciones más completas y un mejor seguimiento de los pacientes.

Por otra parte, los juegos ayudan a los profesionales a ingresar al universo tecnológico y familiarizarse con estas aplicaciones de cara al futuro híbrido del sector de la salud. Además, una estrategia de gamificación puede impactar de manera positiva en la educación y el aprendizaje continuo de los empleados sanitarios.

El proceso para obtener nuevos conocimientos o recordar información que aprendieron en el pasado resulta mucho más dinámico si está basado en juegos que recreen cursos de capacitación o carreras. Estos videojuegos también son fuente de motivación, ya que los trabajadores de la salud se enfrentan a desafíos constantes que aumentan su competitividad mediante un sistema de premios y recompensas.
Además, la gamificación se puede utilizar para adquirir habilidades específicas. Los videojuegos pueden simular situaciones reales en un hospital o una sala de emergencias de manera que el usuario pueda responder preguntas o solucionar problemas en un entorno libre de riesgos.

Gracias a estas aplicaciones, los profesionales de la salud tienen acceso a más recursos, por lo que pueden resolver casos complejos o situaciones a las que nunca se enfrentaron. El poder desarrollar nuevas habilidades sin la necesidad de invertir grandes recursos generaría un aumento en el número de profesionales médicos y de enfermería en el sistema médico.

La gamificación en el sistema de salud también ayuda a los profesionales a mejorar su seguimiento de los pacientes. Los videojuegos les permiten monitorear y revisar las estadísticas o los datos de sus pacientes para asegurarse de que cumplan con sus tratamientos. También ofrecen apoyo y atención a los pacientes con dudas sin la necesidad de que reserven un turno con el doctor.

La mejora en el cuidado y seguimiento de los pacientes a través de técnicas de gamificación es un avance significativo, en especial después de la pandemia y la “nueva normalidad”, que han reducido la capacidad de los hospitales. La gamificación busca disminuir la cantidad de visitas de los pacientes a los centros de salud para potenciar el funcionamiento general del sistema.

Ejemplos de gamificación en el sector de la salud

Ya existen algunas soluciones en el mercado para los pacientes y los profesionales de la salud que buscan mejorar el sistema sanitario:
Gamificación para pacientes

  • MangoHealth: les recuerda a los pacientes que tomen su medicación mediante un sistema de recompensas.
  • Bant o MySurg: controlan el consumo de los pacientes con diabetes y calculan su dosis de insulina.
  • Fitbit o StepApp Pedometer: buscan mejorar el estado físico de los pacientes registrando sus pasos y la distancia que recorren.
  • GoalPost, Quit Smoking Now, QuitNow! o Kwit: ayudan a los usuarios a dejar de fumar mediante desafíos y registran las mejoras.

Gamificación para el personal médico

  • SalusPlay: ofrece maestrías y cursos para el personal de la salud.
  • Night Shift: simula una sala de emergencias para reducir los errores de diagnóstico.
  • TriviFarma: desafía al personal médico con trivias para mejorar su conocimiento farmacéutico.
  • Organ Helicopter: consiste en responder preguntas mientras se transporta un órgano al helipuerto para que sea trasplantado.

El surgimiento de estas técnicas y aplicaciones gamificadas revolucionará el sector de la salud en los próximos años, por lo que las empresas que comiencen a implementar estas nuevas tecnologías tendrán una ventaja competitiva por sobre el resto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com