El prometedor panorama de los robots autónomos móviles en logística, almacenamiento y entrega en 2020

El prometedor panorama de los robots autónomos móviles en logística, almacenamiento y entrega en 2020

La automatización en la cadena de suministro, logística y almacenamiento es un mercado en crecimiento.

Un subconjunto particularmente emocionante de esto es el uso de robots móviles, drones y vehículos autónomos para la automatización de tareas basadas en el movimiento. Este campo abarca todo tipo de robots, drones y vehículos autónomos, que ayudan a las mercancías en su viaje desde el origen hasta el destino. De acuerdo con un reciente estudio realizado por IDTech Ex, consultora de investigación de mercado independiente e inteligencia de negocios para empresas de toda la cadena de valor, el mercado de robots móviles, drones y vehículos autónomos de entrega y almacenamiento probablemente alcanzará la asombrosa cantidad de $81 mil millones de dólares y $290 mil millones de dólares en 2030 y 2040, respectivamente.

Automatización en el piso de producción

Durante mucho tiempo, se han utilizado carros guía y vehículos automatizados (AGC y AGV, por sus siglas en inglés). Dependen de la infraestructura, lo que significa que siguen una infraestructura fija, como un cable conductor o una cinta magnética, para pasar de A a B. Son confiables para manejar todo tipo de cargas. Sin embargo, su instalación lleva mucho tiempo y su flujo de trabajo es difícil de adaptar.

En consecuencia, como tecnología, están en terreno inestable, a menos que se adapten. Esto se debe a que la tecnología está evolucionando hacia una navegación más autónoma e independiente de la infraestructura. Mobile Industrial Robots prevé que tenderán a la obsolescencia y se limitarán a nichos de mercado cada vez más estrechos. En general, su mercado se reducirá en un 50% en 2030 en comparación con el nivel de 2019.

Un panorama brillante para los robots autónomos móviles

Un gran punto a favor para los robots autónomos móviles, como los fabricados por MiR, es la automatización de bienes hacia personas dentro de los centros de entrega. Se crean zonas especiales solo para robots dentro de los almacenes en los que estas flotas de robots mueven bastidores a altas velocidades a una estación de recolección tripulada. Las ganancias de productividad son claras y probadas.

El pronóstico es que las ventas unitarias anuales se duplicarán en 6 años. A pesar de los grandes despliegues ya, IDTech Ex evalúa que el punto de inflexión global real que llegará alrededor de 2024. De hecho, se pronostica que entre 2020 y 2030, se venderán más de 1 millón de robots de este tipo de forma acumulativa.

Hacia robots y vehículos autónomos en los pisos de producción

La tecnología de navegación está en transición de automatizada a autónoma. El beneficio principal es que la navegación se vuelva independiente de la infraestructura, permitiendo que el flujo de trabajo se modifique fácilmente y permitiendo diferentes modos de flujos de trabajo colaborativos entre robots y humanos.

La tecnología está impulsada por mejores algoritmos de localización y modelado simultáneos, ​ mapeo y localización simultáneos (SLAM, por sus siglas en inglés). Los algoritmos, basados en diferentes sensores que incluyen cámaras estéreo y lidares 2D, han evolucionado lo suficiente como para manejar una navegación autónoma segura dentro de muchos entornos interiores estructurados. Estos robots son fáciles de instalar y entrenar.

Las opciones tecnológicas siguen siendo muchas. Un enfoque común es usar lidares 2D para desarrollar un mapa de las instalaciones durante la fase de entrenamiento, por ejemplo, caminar con el robot por las instalaciones. Los objetos de referencia fijos se marcarán durante la fase de configuración. Otro enfoque es utilizar la visión de cámara y el aprendizaje profundo para identificar y clasificar objetos. Esto es computacionalmente más complejo, pero permitirá un sistema más flexible que puede tener una toma de decisiones más inteligente en entornos complejos y cambiantes.

Los modelos de negocio también son diversos y evolucionan. Diferentes compañías y proveedores están ofreciendo su tecnología como RaaS (robot como servicio). Otras siguen un modelo tradicional de venta de equipos. Incluso estos proveedores también necesitarán incorporar una plataforma de suscripción en su modelo de negocio para ofrecer mantenimiento y actualizaciones, especialmente actualizaciones de software basadas en la nube.

De acuerdo con recientes estudios se evalúa que el mercado para los robots autónomos móviles (AMR) crecerá. También ha habido importantes inversiones y adquisiciones en 2019, por ejemplo, por parte de Shopify y Amazon. En general, se pronostica que se podrían vender más de 200 mil robots dentro del período de 2020 – 2030.

¿Los robots móviles de recolección ganarán mayor terreno que los AMR?

La tecnología de recolección o agarre es un componente esencial de la automatización del almacén. Hoy en día, muchas empresas y grupos de investigación están implementando el aprendizaje profundo para permitir que los robots elijan rápidamente elementos novedosos y de forma irregular con altas tasas de éxito. Con este fin, se están siguiendo diferentes estrategias para la recolección y registro de datos y para la capacitación de sistemas de gestión de contenido web.

Un número limitado de empresas ha integrado brazos de “picking” o recolección en plataformas móviles. Sin embargo, el progreso tecnológico llevará estas tecnologías a elementos más variados. También permitirá una mejor integración de brazos robóticos con plataformas móviles.

Se prevé que los robots de recolección móviles capaces de elegir artículos con formas regulares estará en la fase de aprendizaje y despliegue de bajo volumen hasta 2024. A partir de entonces, las ventas aumentarán. Sin embargo, solo después de 2030 se pronostican volúmenes de ventas anuales significativos. En cuanto a los robots capaces de recoger artículos de forma irregular, el panorama mundial revela que la fase de desarrollo y despliegue de bajo volumen podría durar hasta 2030. Sin embargo, a largo plazo, el pronóstico es que 36% y 38% de los AMR en los almacenes vendidos en 2040 podrán recolectar artículos de forma regular o irregular, respectivamente. Esto apunta hacia una transformación tecnológica importante, que requiere automatización más allá de la autonomía de movimiento.

Trazando tu camino hacia el futuro

Los AMR pueden ser una adición increíblemente poderosa a tu almacén u operación de entrega de pedidos, permitiéndote aumentar la eficiencia, la productividad y la rentabilidad con costos de inversión relativamente bajos. Aun así, debemos destacar, la tecnología no es para todos. Y a qué nos referimos con esto, es importante considerar y asesorarte correctamente sobre todos los pros y contras de añadir nuevas tecnologías a tu modelo de negocio.

Un proveedor de nuevas tecnologías confiable como Mobile Industrial Robots (MiR) puede ayudarte a determinar si los robots autónomos móviles complementarían tu operación o si deberías considerar tecnologías alternativas.

 

 

Gutmann

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *