Cómo los telcobank están revolucionando la banca en el mundo

Cómo los telcobank están revolucionando la banca en el mundo

Desde hace algunos años, dos industrias dieron paso a una revolución, rompiendo los viejos modelos de negocio de telecomunicaciones y de la industria financiera digital, dando entrada a los telcobanks, compañías que combinan los servicios en telecomunicaciones, financieros y digitales, para ofrecer una opción integral de telefonía y banca en línea más eficiente. 

Desde su creación han destacado por ser accesibles e inclusivas, lo que se traduce en una real inclusión financiera en continentes como el africano, europeo asiático y uno ha surgido en el latinoamericano.  

“Los telcobanks tienen el potencial de revolucionar, sobre todo, economías emergentes y subdesarrolladas, en donde el efectivo sigue teniendo un papel predominante, donde la gente tiene miedo a los bancos e incluso a la digitalización, lo que da como consecuencia una brecha de inclusión financiera. Los telcobanks tienen la posibilidad de llegar a la gente con otro approach, ya que no ofrecen más de lo mismo en lo que respecta a una solución financiera, sino que además ofrecen una alternativa de telefonía” opina Modesto Gutiérrez, co founder y Presidente de Miio, el primer telcobank de América Latina.

Telcobank en el mundo

Aunque el Telcobank es un concepto que se delata como nuevo en América Latina, en otras regiones del mundo han tenido gran impacto, como M-Pesa, que lleva 13 años operando en Kenia por Safaricom (Grupo Vodafone, UK), su operador de telefonía móvil líder en ese país. M-Pesa permite a los usuarios enviar y retirar fondos usando su teléfono celular, sin necesidad de tener una cuenta bancaria, lo que les permite hacer transacciones desde 40 mil puntos de venta del país. El registro y los depósitos son gratuitos y el precio de la mayoría de las transacciones se basa en una estructura escalonada para permitir que los usuarios de menores ingresos puedan usar este sistema.

Antes de 2007, la gente utilizaba canales formales e informales para transferencias de dinero, pocos tenían acceso a servicios bancarios, no existía una red sólida, bien establecida y confiable para la realización de transacciones financieras; sin embargo, se observó que el 83% de la población de 15 años y más tenía acceso al teléfono celular. Dada la necesidad, M-Pesa creció vertiginosamente y en menos de dos años se convirtió en el líder de transferencias de dinero en Kenia, y para 2015 ya tenía 19.9 millones de usuarios activos, de acuerdo con Center of Public Impact.El 43 por ciento del PIB de Kenia fluyó a través de M-Pesa, con más de 237 millones de transacciones de persona a persona.

Otro ejemplo es el de Orange, que después de haber surgido en 2008, se ha convertido en un operador de servicios múltiples y actualmente millones de personas en África, Medio oriente y Europa lo utilizan. Es un servicio pionero completamente desarrollado internamente para telecomunicaciones y usos móviles. Su interoperabilidad ha sido la clave para impulsar las transacciones de dinero móvil, reforzar la inclusión financiera y ayudar al desarrollo económico de África.

En 10 años, su solución, Orange Money, se ha convertido en líder mundial del dinero móvil. Su red de distribución consta de 160.000 puntos de venta en toda África, los cuales atienden a 39.2 millones de clientes, con 15.1 millones de usuarios mensuales.

Orange Bank fue lanzado en 2017 en Francia, donde  ha trabajado arduamente para ofrecer servicios bancarios móviles, simples, seguros y centrados en el cliente. Con más de 550.000 clientes en ese país, la empresa también llegó a España en noviembre de 2019 y tiene planeado extender su oferta a diversos  países europeos para 2025.

Telcobank en Latam

Latinoamérica no se ha quedado atrás, y como ejemplo está, Miio, compañía mexicana que vio la luz en 2019, y la cual actualmente cuenta con 40 mil usuarios afiliados, con un crecimiento mensual de 25%. 

Desde su lanzamiento, la empresa ha otorgado más de 20 millones de megas, 17 millones de minutos de llamada, más de 30 mil recargas y pagos de servicios, además de que cada semana aprueba cientos de créditos, lo que se traduce en una real inclusión financiera y en un impacto evidente a corto plazo. Miio actualmente opera en México, pero tiene proyecciones para llegar a todo América Latina.

No es casuístico que sean el primero y el único por el momento, “El poder conjuntar estas dos industrias: telco y fintech requiere de un esfuerzo muy grande. Eventualmente surgirán más telcobanks en América Latina, pero, aunque es una solución que actualmente les está haciendo mucho sentido a los usuarios, tiene muchas barreras de entrada para los emprendedores, lograr conjuntar estas dos industrias ha sido un arte para poderlo operar bien y lograr la satisfacción de nuestros clientes, por eso vale la pena desarrollarlo” concluye Modesto.

Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com