¿CÓMO HA AFECTADO EL COVID A LA COMPRA Y VENTA DE VIVIENDA EN MÉXICO?

¿CÓMO HA AFECTADO EL COVID A LA COMPRA Y VENTA DE VIVIENDA EN MÉXICO?

Durante los últimos doce meses la industria inmobiliaria ha presentado dos grandes contracciones y dos repuntes en adquisición de vivienda, así como una importante disminución en los montos de oferta

Ciudad de México, a 23 de marzo, 2021. Desde el inicio de 2020, la industria inmobiliaria en México ha presentado una marcada fluctuación debido al “efecto embudo” originado tanto por la disminución de actividades resultado de la llegada del Covid-19 a nuestro país, como por la incertidumbre sobre los precios del valor de cierre de los inmuebles. Durante los últimos 12 meses estas oscilaciones han estado marcadas por dos grandes caídas y dos momentos de recuperación.

A comienzos del año pasado, el mercado inmobiliario vislumbraba un crecimiento de al menos 4% contra el cierre de 2019 según la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), panorama que durante el primer trimestre cambió radicalmente debido al confinamiento impuesto por temas sanitarios. Esta inesperada situación originó que la industria presentara una contracción real de hasta el 15% al cierre de 2020, según cifras de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

“Durante los primeros meses de la llegada de la pandemia a nuestro país y hasta los meses de julio-agosto la industria inmobiliaria se mantuvo en bajos niveles de operaciones, lo cual desencadenó una ola en la disminución del valor en la oferta. Ya para el segundo semestre del año, debido al levantamiento del semáforo rojo en la mayor parte del territorio nacional, mantenimiento a la baja de las tasas de interés en instituciones financieras e impulso a la industria a través de empresas de tecnología como las proptech, las operaciones se reactivaron de manera marcada, generando lo que llamamos el efecto embudo”, afirma Edgar Erives, Country Manager de Mudafy México.

Hacia el mes de septiembre cuando compradores, vendedores e inmobiliarias aprendieron a convivir con la llamada “nueva normalidad” el escenario del real estate mantuvo un alza en la industria, lo cual ayudó a reducir el impacto del descenso de meses anteriores.

Así, lo que pudo ser el escenario ideal que gestara una crisis en el sector, se vio contenida en gran medida por la creciente necesidad de los vendedores de contar con solvencia monetaria para afrontar el impacto a la salud que representó la emergencia sanitaria y la pérdida de empleos, aunado al incremento de movilidad hacia regiones menos pobladas. Con ello la industria llegó al cierre de año con una aportación del 6% al PIB nacional.

De acuerdo a especialistas, desde 2019 el sector tradicional inmobiliario había mantenido una repercusión a la baja, lo cual se agudizó en 2020.

«En este escenario las nuevas tecnologías aplicadas al real estate tomaron un papel fundamental, ya que brindan la oportunidad de continuar con la búsqueda de inmuebles de manera remota y conocer sus detalles desde la comodidad del hogar. Las proptech optimizan la utilización del marketing digital para poner en contacto de forma eficiente a compradores y vendedores, reduciendo sustancialmente traslados innecesarios y tiempos en adquisición de propiedades», agrega Erives.

Para la primera quincena de diciembre, el sector del real estate volvió a presentar un repunte gracias al aumento de liquidez en los compradores y urgencia en trámites de escrituración previo al cierre de notarías. “Desde Mudafy, en este periodo vimos un crecimiento de hasta el 30% en operaciones contra nuestro mejor mes”, continúa Erives.

Lamentablemente este avance no logró permear la segunda presencia de semáforo rojo en las principales ciudades del país, generando un nuevo descenso en número de transacciones durante enero 2021.

Actualmente la industria presenta una aparente recuperación, gracias en parte a la disminución en casos de contagio, reinicio de la jornada notarial y plusvalía que representa una inversión a largo plazo como esta de hasta 17% en los primeros 5 años, según Expertos de Internacional de Inversiones (IDEI).

La incertidumbre generada por la inestabilidad en la industria durante los últimos 12 meses dio apertura para que compradores independientes tuvieran oportunidad de presentar montos de oferta de hasta -10%, cerrando negociaciones de entre 5% y 7% por debajo del precio de lista.

En cuanto a los inversionistas, se detectaron montos de oferta hasta 20% debajo del precio de lista, llegando a cerrar operaciones entre 10% y 13% por debajo del valor mercado.

Desde Mudafy proyectamos que a lo largo de 2021 los precios de vivienda se presentarán más estables y las ofertas menos agresivas, debido a factores como la disminución de la incertidumbre en compradores e inversionista, baja en niveles de contagio de COVID-19 y llegada de vacunas a nuestro país. A la par, la presencia del llamado efecto embudo que se ha presentado en al menos dos ocasiones durante los últimos 12 meses, denota que la industria inmobiliaria seguirá moviéndose al alza y cada vez necesitará mayor empuje tecnológico que eficiente, facilite y reduzca tiempos de adquisición de una propiedad.

Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com