Commvault muestra cuatro buenas prácticas para proteger y recuperar los negocios ante ataques de ransomware

 Commvault, líder mundial en servicios de datos inteligentes para entornos locales, en la nube y SaaS, ha hecho público un listado de consideraciones clave para garantizar protección y recuperación ante ataques de ransomware.

«Un ataque de ransomware es como el tic-tac de un reloj», explica Bruno Lobo, General Manager de Commvault para Latinoamérica. «Tras encriptar los datos, te impiden acceder a ellos y te exigen una importante cantidad de dinero para descifrarlos. ¿Cómo responder? ¿Cómo garantizar la seguridad de los datos si te niegas a pagar, e incluso si pagas? Mientras sopesas tus opciones, el negocio permanece paralizado».

En México, de acuerdo con el informe «El estado del Ransomware 2021», presentado por Sophos en junio de este año, una de cada cuatro empresas sufrió un intento de ataque de ransomware. El 54% de ellas vio su información cifrada después del ataque, mientras que 39% pudo detener el ataque antes de que ocurriese, aunque el costo medio de recuperación fue de 2.03 millones de dólares, superando la media global que se ubica en 1.85 millones.

Para proteger incluso los entornos más intensivos en datos ante el ransomware, los expertos de Commvault detallan cuatro buenas prácticas:

1.    Contar con un programa de seguridad de la información eficaz

Entre los componentes de un programa de seguridad eficaz, el primero es conocer dónde se almacenan los datos críticos (algo complicado como nunca dada la diversidad y complejidad de los entornos actuales), y qué sistemas procesan y transmiten esos datos.  A través de aplicaciones de inventario, hay que determinar qué sistemas, físicos o digitales, presentan el mayor riesgo para las operaciones y cuál es la disponibilidad de los sistemas, servicios y dispositivos clave. También la aplicación de controles de seguridad basados en el riesgo y preparados para un panorama de amenazas en continua evolución, y el control de la efectividad a través de la evaluación proactiva y la aplicación de acciones correctivas.

2.    Aplicar las mejores prácticas tecnológicas

Según el informe «The 2021 Threat Hunting Report», más de la mitad de los profesionales de la ciberseguridad señalan la detección a tiempo de amenazas avanzadas (55%) como el principal desafío para sus centros de operaciones de seguridad. Al implementar prácticas tecnológicas efectivas, las organizaciones pueden proteger de manera efectiva sus datos y sus infraestructuras de TI. Por ejemplo, emplear soluciones multicapa, mantener los sistemas y el software actualizados; proteger contra amenazas basadas en archivos, descargas y navegación; aplicar tecnologías heurísticas, o trabajar con sistemas de scoring de reputación de archivos, entre otros.

3.    Emplear estrategias de backup efectivas

Un evento de ransomware es casi siempre un proceso progresivo. Se mantiene durante un tiempo y puede ejecutarse en segundo plano mientras aprende el comportamiento de las rutinas de backup. Como tal, es importante mantener copias persistentes de los datos en otras ubicaciones como parte de la preparación para la recuperación y procedimientos de recuperación ante desastres. Usar bibliotecas en la nube es otra buena alternativa. Dado que la copia de seguridad en la nube no es visible para la cuenta del sistema operativo del administrador local, requeriría una sofisticación adicional para obtener acceso a las credenciales de usuario en la nube.

4.    Educar a los empleados para proteger sus endpoints

Capacitar a los usuarios para que ejerzan las mejores prácticas de seguridad: usar siempre un firewall, aplicar políticas de gestión de contraseñas, asegurarse de que utilizan el nivel de privilegios más bajo posible, deshabilitar el AutoPlay y el uso compartido de archivos si no son necesarios, apagar o eliminar servicios innecesarios, mantener los parches actualizados, configurar el servidor de correo electrónico para bloquear o eliminar mensajes, desactivar Bluetooth en el dispositivo móvil si no es necesario…

Un enfoque multi-capa para la protección y recuperación ante el ransomware

A juicio de los analistas de Commvault, en la actualidad se requieren soluciones integrales, con un enfoque multicapa, para combatir el ransomware. En línea con esta visión, la compañía ofrece, a través de su red de partners en Latinoamérica, una plataforma de gestión y protección de datos con cobertura completa para cargas de trabajo on-premises, en la nube y en modo SaaS, junto con prestaciones avanzadas como control de accesos, detección rápida con monitoreo activo, inmutabilidad de los datos, backups seguros con air-gap, incorporación de la nube a la estrategia de seguridad y, sobre todo, una rápida recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com