Aprecia el tiempo en familia, no es para siempre; Retrato de Familia: Reseña

Todos queremos a nuestra familia de algun modo, tal vez les mandamos un mensaje, hacemos una llamada o tal vez los visitamos, otros quizas trabajen muy duro para poder llevarles el sustento, pero ¿qué sucede cuando la dinámica familiar se ve tan inmersa en la rutina que podría bien tratarse de una fotografía viviente? Aqui te contamos #QuePuesCon «Retrato de Familia»

Comenzando con la vida de Mariano (Humberto Zurita), un alto ejecutivo de una renombrada corporación capitalina quien su vida es el trabajo para darle todas las comodidades a su familia. En la vida de Mariano hay una persona sumamente importante: su jefe, Joaquín (Hugo Stiglitz), quién toma la decisión de retirarse y entregarle la dirección general de la empresa. Sin embargo, antes de despedirse, Joaquín pone a prueba a nuestro protagonista, preguntándole si en verdad está aprovechando el tiempo que le queda de vida, para pasarla con sus hijas (Ximena Romo, Macarena Miguel, Regina Contreras) y su esposa (Mar Saura). Después de una profunda reflexión, se da cuenta de que tal vez no esté haciendo lo correcto como marido y como padre, por lo que Mariano decide tomarse un descanso del trabajo para intentar recuperar el tiempo que no ha invertido en sus relaciones familiares.

NUESTRA OPINION

Si bien es cierto que la cinta cae en múltiples clichés del cine mexicano, el mensaje que transmite es muy poderoso, más allá de valorar el tiempo que se tiene de vida y el amor a la familia, nos habla de un espejo claro y transparente de cómo la sociedad mexicana ha impuesto ciertos roles para la población masculina (que calmen sus caballos, sabemos muy bien que tenemos madres, abuelas, tías, sobrinas y hasta vecinas super trabajadoras, pero de eso no trata esta película), en donde el «hombre de la casa» debe de ser el proveedor, el fuerte, el trabajador incanzable y el «pues si tienes tiempo, ven y convive con tu familia», Retrato de familia es justamente la fotografía perfecta de cómo estamos hoy en día en la sociedad mexicana (que de nuevo, no se nos alebresten… estamos hablando de esta entrega), ¿cuántas horas a la semana no pasa la cabeza de la familia detrás de un escritorio, o en el «jale» como muchos le llaman, para poder llevar la quincena a la casa? ¿De cuánto se están perdiendo de su familia? los cumpleaños, las fiestas navideñas, los festivales escolares, las actividades deportivas… en fin, podríamos hacer una lista y nunca acabaríamos, pero la realidad para muchos es que realmente no pueden hacer lo que Mariano, hacer una pausa y disfrutar de su tiempo en familia, a eso es a lo que realmente nos invita esta película, a reflexionar sobre el rol que le estamos asignando a muchos padres de familia que tienen EL DEBER de sacar adelante o llevar a cuestas a toda una familia y el qué estamos haciendo como sociedad para que esa carga sea lo más llevadera y equilibrada posible.

La película es divertida, llega a ser un poco cliché como les mencionabamos pero la verdad es que si vemos el trasfondo poderoso que tiene y que puede aplicarse a la perfección, nos daremos cuenta de que efectivamente, pasa en el cine… pasa en la vida real

Calificación: 👾👾/5 bits!

 👍 Bits: Buen mensaje final después de un cuidadoso análisis, fotografía muy bien lograda con escenarios que todos ubicamos de la CDMX

 👎Antibits: Clichés del cine mexicano a flor de piel, mala actuación por parte de la mitad del elenco femenino, apertura de historias alternas sin llegar a un cierre de personajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.