5 consejos fintech en educación financiera

5 consejos fintech en educación financiera

Nuestro país se puede caracterizar por muchas cosas, menos por tener una buena educación financiera, y es que en México los números en este tema no son representativos. De acuerdo con el estudio “Iniciativas Privadas de Educación Financiera en México: Oferta, Demanda y Oportunidades de Mejora” de Nacional Monte de Piedad y el ITAM, una tercera parte de la población tiene conocimientos deficientes sobre alfabetización financiera.

Aunque la educación financiera es un concepto fundamental, en México existe un rezago en la materia. De acuerdo con el Banco Mundial, el nivel de ingresos y estudios de la población es un parámetro que mide la educación financiera; es más probable que una persona con mayor conocimiento sobre productos financieros tenga un mayor grado académico y mayor sueldo, tenga también mayores posibilidades de ahorro a alguien que vive al día.

Modesto Gutiérrez, Presidente y Co founder de Miio, fintech que ofrece una solución financiera digital y telefonía, opina que la otra causa de la poca educación financiera en México, se debe a que “las instituciones financieras han implementado productos y servicios financieros que no están hechos para el mercado popular, que sean comprensibles de una manera más simple y puedan ser utilizados por la mayoría. Actualmente los productos o servicios siguen siendo bastante complicados y sigue habiendo barreras de entrada en el lenguaje, en la forma de presentarlos y en la forma de diseñarlos”.

La educación financiera es primordial en un país, ya que se trata de un ganar-ganar, pues tener conocimientos básicos permite a las personas tomar decisiones basadas en la realidad y les evita cometer errores con implicaciones graves en la economía familiar. Nunca es tarde para aprender; por lo que Miio hace las siguientes recomendaciones para mejorar la educación financiera:

1)    Si no se cuenta con una solución financiera digital, hacer una. Existen fintech con productos para personas que se encuentran en el sector formal o informal, ya sea que cuenten o no con comprobante de ingresos, lo que facilita la apertura de una cuenta, la cual sirve para tener acceso a crédito, ahorro, pago de servicios, entre otros beneficios que permiten comenzar a tener una planeación y proyecciones financieras a futuro. 

Incluso existen opciones que, además de ofrecer una solución financiera digital, dan la posibilidad de tener telefonía gratis mediante el obsequio de megas al usar una tarjeta, lo que permite eliminar uno de los gastos más importantes pero costosos del presupuesto familiar.

2)    Crear un presupuesto personal extraordinario. Esto permitirá manejar con transparencia los gastos, conocer las entradas y salidas sin necesidad de caer en endeudamientos por falta de previsión. Saber con cuánto dinero se cuenta permite no gastar de más.

3)    Calendario. Crear un calendario que permita visualizar los compromisos de pago, ya sea quincenales, semanales o mensuales ayuda a tener claridad en las finanzas personales.

4)    Asignar el 20% de los ingresos a situaciones de emergencia. A veces es complicado hacer este tipo de esfuerzos, sobre todo si la familia vive al día. Sin embargo, asignar un pequeño presupuesto a este tipo de gastos permitirá estar preparado para cualquier circunstancia, y en caso de que no suceda alguna en el corto plazo, se puede considerar como una previsión para la jubilación, pagar deudas o cualquier gasto que pueda desestabilizar las finanzas personales y familiares.

5)    Verificar diariamente las transacciones. No sólo servirá para llevar un seguimiento puntual de gastos, sino para detectar problemas y resolverlos en el momento o por lo menos hacer una planeación. Esto evita bolas de nieve de gastos que con el tiempo se pueden convertir en impagables.

Gutmann

Gutmann

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com